24 jun. 2011

Aporreando el teclado


Pad, teclado, ratón y hasta tu propio cuerpo son algunos de los medios actuales para interactuar con un juego. Pero no siempre fue así. Hubo un tiempo dónde además del desgastado O,P, Q, A y Espacio, las teclas del teclado de un 8 bits servían para algo más. Eran las aventuras conversacionales.

Para encontrar el origen de este género olvidado, hay que remontarse a 1975, cuando Will Crowther escribió Adventure, aunque originalmente se llamó ADVENT, debido a la limitación de seis caracteres marcada por el sistema operativo para el que se programó. En 1977 y tras la ampliación de Don Woods con toques “tolkinianos” el juego se expandió como Colossal Cave.
No obstante, la primera aventura conversacional comercializada fue Adventureland en 1978, creada por Adventure Internacional. Los años gloriosos de este género fueron entre 1978 y 1992. Aunque posteriormente y con la llegada de internet, este género renació y actualmente mantiene un público fiel a través de versiones online.

¿Quién no recuerda la primera pantalla de Jabato?

En España, este género tuvo su época dorada. De la mano de Dinamic y Hobby Press aparecieron las primeras aventuras conversacionales.  “Don Quijote de la Mancha” o “Los pájaros de Bangkok” en los 80 y “Jabato” o “La Diosa de Cozumel” a finales de los 80 y principio de los 90, casi todos bajo el sello AD (Aventuras Dinamic).
Hubo otros no menos importantes, como “El enigma de Aceps”, que tenía la particularidad que incluía voces incluso para las versiones de 8 bits.

El sistema de juego era muy sencillo. Con un texto, normalmente reforzado con un gráfico, te describían la situación y a partir de ahí, escribiendo conceptos básicos como “coger linterna” o los puntos cardinales para desplazarte en el mapa, ibas avanzando por la aventura. Situaciones con puzles complicados que resolver o incluso la posibilidad de utilizar algún arma en un momento determinado al son de teclear “disparar con pistola”.

El Enigma de Aceps revolucionó el género con su voz sintetizada















En cualquier caso, para mi fueron los primeros juegos dónde me sentí realmente protagonista del momento. Tomaba mis propias decisiones y tenía que exprimirme el cerebro para poder seguir avanzando en la trama principal.
Sí, porque el hecho de toda la aventura se basase en un texto, como si de un libro se tratase, facilitaba que el jugador, interactuando con la escritura, pudiese seguir el curso de la historia que el narrador quería explicar. Era la mezcla perfecta entre el libro de aventuras y los videojuegos de la época. Sorprendente y atrayente para unos, aburrido y tedioso para otros, las aventuras conversacionales cambiaron algo en la forma de entender el entretenimiento interactivo. Pasamos de avanzar pantallas destruyendo a todo lo que se movía y acumulando puntos, para una vez acabado volver a empezar una nueva matanza sin ton ni son, a creer en una historia dónde tu libertad de acción te permitía modificarla. 

Pepe Carvalho y Los Pájaros de Bangkok ofrecía una versión para adultos



Obviamente, la realidad era otra, ya que las aventuras conversacionales estaban algunas muy limitadas. Pero el impacto en aquella época, dónde lo más diferente eran aquellos “Knight Lore” o “Batman” con vista isométrica, fue considerable para los que siempre hemos sido de pensar, antes de pulsar X. 
Aporreando el teclado, pero con buenas palabras.

6 comentarios:

FastETC dijo...

Yo nunca he jugado a una aventura conversacional por que en aquella epoca yo no tenia PC, pero siempre me han llamado mucho la atencion, lo mismo alguna vez cato alguna.

Raúl Factory dijo...

@FastETC yo jugaba en mi flamante Amstrad CPC, pero puedes encontrar webs dedicadas con este tipo de juegos y gratis.

GredXII dijo...

Un tema que tengo pendiente, jugar a alguna aventura de estas...

Raúl Factory dijo...

@GredXII es cuestión de ponerse. Pero cuidado, que enganchan!! :)

Toni dijo...

Yo empecé una vez el de Don Quijote en el c64 pero me pilló muy pequeño y me resultó imposible avanzar nada.

Luego los redescubrí en el Amstrad de un amigo y los pude disfrutar en condiciones XD

Raúl Factory dijo...

Yo me acabé Jabato, La Diosa de Cozumel y Pepe Carvalho y Los pájaros de Bangkok. Fracasé con el Enigma de Aceps y Don Quijote.
Igual cuando me jubile, desempolvo el Amstrad CPC!! :D

Publicar un comentario