30 may. 2011

Mamá, no me gustan las lentejas.

Esta mañana, me comentaba El_Sioux, compañero de trabajo y de afición por los videojuegos, que ya había acabado Fallout: New Vegas (FNV) para PS3.
Recuerdo que se lo compró allá por Noviembre o Diciembre del año pasado. A un precio razonable, creo recordar que rondaba los 45 €. Estuvimos de acuerdo que era una buena compra, que la crítica había sido muy buena y que tenía pinta de ser un juego para disfrutar. Además el precedente de Fallout 3 no dejaba lugar a dudas. Se lo iba a pasar en grande jugando.

Como era habitual casi cada día, comentábamos los avances en los respectivos juegos que estábamos jugando. Parecía que su última adquisición cumplía con las expectativas generadas, y no descarté la compra en futuro.
Pero poco a poco, la ilusión inicial se fue desvaneciendo, hasta el punto que se hizo con Castlevania: Lords of Shadow, dejando su partida de FNV para más adelante. Cuando acabó Castlevania, se le cruzó Heavy Rain, y no dudó en dedicarle todo el tiempo necesario hasta finiquitarlo. En realidad no recuerdo cual fue el orden o si hubo algún juego más de por medio, pero eso es lo de menos.
La realidad es que FNV no le enganchó lo suficiente y se decepcionó hasta el punto que le daba pereza volver a jugar. Desde ese momento, su única motivación era acabarse el juego sí o sí. Daba igual si lo estaba disfrutando o si podía realizar misiones secundarias. Se centró en la trama principal y preguntó “oiga, ¿el camino más corto hacia el final del juego?” y con paso firme y con cero motivación, como un mercenario de los videojuegos, fue y cumplió su cometido.
Me ha recordado a mi infancia, cuando me quejaba a mi madre sobre la comida, “mamá , no me gustan las lentejas” y ella respondía “pues te las comes”. Le podía dar mil vueltas al plato y a la cuchara. Con pan o sin pan. Pero sabía que la única salida era comerme las lentejas.
Hoy, El_Sioux  me reconocía que ha finalizado el juego en unas 30 horas, pero que le han parecido 200, y que por primera vez, él, coleccionista de videojuegos, ha tenido la tentación de vender uno. Fallout New Vegas, su particular plato de lentejas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario